Publicaciones

“Preservar el Patrimonio de la Humanidad es dar un murmullo de eternidad en el tiempo”

Ena Ledesma Estupiñán. Marlene Fernández López

El patrimonio cultural de una nación está integrado  por todos los elementos culturales que se generan en el transcurso de la historia de un país y perduran hasta la actualidad.” Son todos aquellos bienes que constituyen expresión o testimonio de la creación humana o de la evolución de la naturaleza”[

 

Son los hombres los que han adquirido la responsabilidad de respetar, de hacer indivisible e indestructible las obras tanto materiales como espirituales del patrimonio, “los que deben arrebatar de la muerte, sitios, monumentos, ritos, ceremonias, músicas, en fin, evidencias y tesoros de la humanidad toda”

 La idea de crear un movimiento internacional de protección del patrimonio cultural surgió después de la primera guerra mundial. La ONU y la UNESCO convocaron a todos los hombres a unirse fraternalmente con la finalidad de dirigir un llamamiento de conciencia  universal a favor del patrimonio cultural y natural, que sería la manera de” expresarle perennidad a todas las formas de la vida y a todos los rincones de la tierra”2.  En nuestro país, la preservación y defensa de nuestros valores patrimoniales, rescatar y difundir nuestras raíces y los antecedentes de la nación, para el beneficio de presentes y futuras generaciones, han sido siempre premisas esenciales de la  Política Cultural  de la Revolución. Cuba ocupa, dentro de América Latina, un lugar relevante en la lista del Patrimonio Mundial y posee reconocimiento universal en cuanto a la riqueza, diversidad y excepcionalidad de sus valores culturales. Innumerables sitios del territorio cubano han sido declarados por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad. Ellos son:  Centro Histórico Urbano La Habana Vieja y su sistema de fortificaciones coloniales.( 1982) Con el nombre de La Habana Vieja se conoce el área de la capital cubana que desde mediados del siglo XVII quedó comprendido dentro de las antiguas murallas que rodeaban la ciudad y que, durante cuatrocientos años, actuó como centro político, económico y cultural de la Isla.La antigua Villa de San Cristóbal de La Habana surgió alrededor de una Plaza, la de Armas, llamada así porque era el lugar donde las fuerzas españolas ensayaban sus ejercicios militares.Fue a finales del siglo XVI que recibió el título de ciudad, cuando ya se había convertido en la segunda población más importante de la isla. Desde esa fecha, ya empezaba a mostrar la riqueza monumental que la caracteriza todavía, desplegada  fundamentalmente en la arquitectura militar, religiosa y civil. El Castillo  de la Fuerza, baluarte más antiguo que se conserva, el Castillo del Morro, la Fortaleza de la Cabaña, la muralla, formaban parte del sistema defensivo diseñado para su protección, conservado en el presente y cuyos valores estéticos y funcionales le valieron, junto con el centro histórico, ser incluidos en la Lista de Patrimonio de la Humanidad..Hoy La Habana Vieja sigue siendo una ciudad hermosa y cordial, intensamente poblada, pletórica de funciones sociales, administrativas, culturales y comerciales. Numerosas construcciones de relevante valor histórico y arquitectónico, exponentes de la vida de siglos de vida, hacen de ella uno de los centros históricos urbanos más importantes de Cuba y de América  Latina.    Centro histórico Urbano Trinidad y su Valle de los Ingenios (1988). Trinidad, fundada en 1514 por iniciativa del conquistador  Diego Velázquez sigue siendo una ciudad típicamente colonial. Palacios señoriales, torres centenarias, calles adoquinadas, rejas forjadas a mano, tejas criollas, ventanas de maderas preciosas, parques y plazas se han mantenido imperturbables al paso del tiempo .En el siglo XvIII, surgen en los alrededores de la urbe y especialmente en el Valle de los Ingenios, las fábricas de azúcar y las casas de vivienda que aún existen, exponentes del tipo de fabricación vinculada a las actividades económicas. Castillo San Pedro de la Roca de Santiago de Cuba(1997). San Pedro de la Roca se construyó en 1638  con el objetivo de salvaguardar la ciudad de Santiago de Cuba de un ataque naval. La propuesta partió del entonces gobernador de la provincia Pedro de la Roca y  Borja, de ahí su nombre, y fue el célebre ingeniero italiano Juan Bautista Antonelli, que antes ya se había ocupado de la fortificación de La Habana, quien dirigió los trabajos de fabricación y diseño de manera tal que  pudieran aprovecharse las posibilidades defensivas y ofensivas del terreno sobre el que se levanta: el morro de la bahía de Santiago. Valle de Viñales(1999). El Valle de Viñales se encuentra situado en la Sierra de los Órganos, grupo montañoso de Guaniguanico en la provincia de Pinar del Río. Es una de las áreas más conocidas y atractivas de Cuba, de una espectacular belleza natural y conservación del medio ambiente.A partir del siglo XVII, con la llegada de los primeros vegueros al Valle, el cultivo del tabaco se convierte en la principal actividad económica de la zona. La proliferación de las vegas de tabaco en el valle constituyó un hecho que marcaría la definición del panorama sociocultural y contribuiría a darle una mayor  tonalidad y belleza a este lugar.No es hasta 1875 que se funda el poblado, que se integra armónicamente al medio natural. En el Valle existen tipologías arquitectónicas como el varaentierra, la típica vivienda campesina conocida como bohío, la casa de tabaco y otras construcciones relacionadas con la vida doméstica y productiva que muestran el apogeo y mantenimiento de  las formas tradicionales de cultivo y de vida en esta región.En la zona de Viñales es posible apreciar la mejor representación de vegetación de mogotes del país. Parque Nacional Desembarco del Granma (1999). El Parque Nacional Desembarcadero del Granma se encuentra localizado en la región oriental de Cuba. En conjunto con el sistema de Maisí es el mayor exponente de sistemas de terrazas marinas sobre rocas calcáreas que se conserva a nivel mundial. Se considera  uno de los lugares más notables del archipiélago cubano, tanto por sus valores naturales, como  por haber sido escenario de relevantes acontecimientos de nuestra historia. Paisaje Arqueológico de las Primeras Plantaciones Cafetaleras del sudeste de Cuba (2000). El paisaje arqueológico de las primeras plantaciones cafetaleras de Cuba es testimonio de la presencia franco haitiana en la isla. A inicios del siglo XIX inmigraron de Santo Domingo colonos franceses y creoles, con sus esclavos africanos para establecerse en la región sudoriental  de Cuba, donde fomentaron y desarrollaron el cultivo del café y otros productos. De esos asentamientos, localizados en las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo, aún subsiste, como legado, un paisaje cultural único, un conjunto de edificaciones agroindustriales del siglo XIX y principios del XX, consideradas monumentos de la ingeniería hidráulica vial, arquitectónica doméstica, funeraria y productiva.   Parque Nacional Alejandro de Humboldt (2001). El Parque Nacional “Alejandro de Humboldt”, situado en las provincias de Holguín y Guantánamo, es uno de los ecosistemas montañosos de mayor riqueza y endemismo del mundo. La conjunción de montañas con conservados bosques, ríos de límpidas aguas, pozas y cascadas, hacen del lugar uno de los más singulares y contemplativos de la naturaleza cubana. Centro Histórico Urbano  de Cienfuegos (2005). El Centro Histórico Urbano  de Cienfuegos, es un modelo exponente del urbanismo cubano y caribeño del siglo XIX, y testimonio excepcional del planeamiento colonial europeo bajo la corriente neoclásica, abarca un área de 70 hectáreas. Está situado hacia el Centro Sur de la República de Cuba, en la Ciudad  de Cienfuegos, la única ciudad cubana y de América de ese siglo, que fue fundada por colonos franceses bajo la corona española, procedentes de Burdeos y antiguas colonias de origen galo, como Nueva Orleáns y otros territorios.Está estrechamente relacionado con el mar, verdadero protagonista de su riqueza y singularidad física. Vinculada al Mar Caribe por un estrecho canal, su bahía se considera como una de las menos contaminadas del país, y su  puerto clasifica como el segundo de la nación. Centro Histórico de Camagüey (2008). Camagüey posee el más extenso centro de arquitectura colonial entre todas las ciudades de la Isla y algunas de sus más prestigiosas instituciones culturales.Famosa por sus  tinajones es conocida como: la Ciudad de los Tinajones. Después de Trinidad, es la población que mejor ha conservado su aspecto colonial.Tierra de enraizadas tradiciones, por su historia y cultura los cubanos la reconocen también como “La Legendaria”. Suelo natal de Gertrudis Gómez de Avellaneda, Nicolás Guillén, Carlos J. Finlay  e  Ignacio Agramonte, figuras emblemáticas de la cultura nacional.  Además de todas estas expresiones culturales,  testimonios de nuestra identidad y desarrollo,  Cuba cuenta con una Obra Maestra del  Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad: La Tumba Francesa, La Caridad de Oriente de Santiago de Cuba (2003). La Tumba Francesa es un espacio cultural recreativo músico-danzario, que ha tenido diferentes formas de manifestarse, desde su origen en el siglo XVIII. Una de sus representaciones más auténticas  es La Caridad de Oriente, en Santiago de Cuba, fundada el 24 de febrero de 1862, preservada y transmitida por generaciones hasta el presente.En esta forma de expresión artística,  los esclavos africanos fusionaron sus ritmos con las danzas francesas del Caribe, vocablos e incluso el modo de organización jerárquica y de vestir del amo. A Cuba llegó desde Haití y aparece en los cafetales del oriente de la Isla, donde evoluciona hasta tomar diferentes estructuras que cristalizan en la forma de sociedad que hoy se le conoce .La Tumba Francesa conserva genuinos los instrumentos musicales, bailes, toques y cantos de los ancestros, además de las costumbres culinarias, los estatutos y preceptos espirituales originarios. Sus tambores, construidos  por manos africanas, tienen más de un siglo de existencia. La cultura cubana, con sus diversas manifestaciones artísticas, los innumerables eventos culturales que refuerzan nuestra identidad, constituyen una motivación muy fuerte y un importantísimo atractivo turístico, de ahí que la relación entre cultura y turismo sea indispensable para el desarrollo exitoso de la industria del ocio.” La cosa más pequeña, insignificante en sí, adquiere valor sumo, como símbolo de tiempo…El espíritu de los hombres…se refleja con todos los accidentes en cada uno de los objetos que imagina para el adorno o para el uso”[3]      Bibliografía.

  • Arjona Marta. Patrimonio Cultural e Identidad. 1986. Edición Letras cubanas. La Habana.
  • Aspectos Fundamentales de l a Cultura Cubana. Formatur.
  • Panorama de la cultura cubana: Antología. Pedro Torres Moré y Sonia Almazán del Olmo.2007.
  • Curbelo José Luis. Cuba y La Habana.
  • Valdés Galárraga, Ramiro, Diccionario del pensamiento martiano, Editorial Ciencias Sociales,2002.
  • Plegable del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural 2006.

  


[1]Arjona Marta. Patrimonio Cultural e Identidad. 1986. Edición Letras cubanas. La Habana.

 

[2] André Malraaux. Discurso pronunciado en la UNESCO el 8 de marzo de 1960 en la ceremonia por la primera campaña internacional por la salvaguarda de los monumentos de Nubia.   
[3] Valdés Galárraga, Ramiro, Diccionario del pensamiento martiano, Editorial Ciencias Sociales,2002