Novedades

"103,000 afectados por emergencias reconstruyen sus medios de vida con apoyo de PMA y donantes internacionales"

La alta vulnerabilidad a desastres naturales y a choques económicos recurrentes que enfrentaron diferentes comunidades llevaron al PMA a desarrollar este proyecto de emergencia y rehabilitación comunitaria, el cual ha podido ser ejecutado gracias a la solidaridad e importante cooperación de Gobiernos tales como Australia, España e Irlanda, así como del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO).
La respuesta del PMA a la Tormenta Tropical IDA ha sido financiada con un monto de $2.3 millones provenientes de fondos del PMA y de la cooperación internacional. El aporte fue destinado en una primera fase a ayuda alimentaria de emergencia y posteriormente a la recuperación inmediata de las comunidades. 
Estos proyectos facilitaron a las familias afectadas la creación y recuperación de sus medios de vida; contribuyeron a impedir el deterioro del estado nutricional de niños, mujeres, ancianos y personas viviendo con VIH/SIDA; y ayudaron a fortalecer la capacidad gubernamental, local y comunitaria para anticiparse a emergencias.

Entre las intervenciones para apoyar la recuperación comunitaria están: alimentación suplementaria y sesiones educativas de alimentación, salud y nutrición; entrega de insumos alimentarios (a través de alimentos por trabajo y capacitación) a las comunidades que participaron en la reconstrucción de infraestructura básica dañada o destruida (casas, carreteras, escuelas, centros de salud, sistemas de agua y saneamiento), elaboración de obras de mitigación (conservación de suelos) y capacitaciones en producción agricultura, medio ambiente, entre otros.
Las comunidades afectadas por IDA definieron sus prioridades de desarrollo y recuperación partiendo de su propio nivel organizativo, de la identificación de sus necesidades y de la gestión de recursos que realizaron con distintos actores de la sociedad, tales como alcaldías, gobernaciones, entre otros.
Un 80% de los alimentos utilizados en esta operación humanitaria (2,064 toneladas métricas) se compraron localmente. De este porcentaje, el 85% (1,745 toneladas métricas) se compraron a asociaciones de pequeños productores,  beneficiados con el Proyecto Compras para el Progreso que ejecuta el PMA para fortalecer las capacidades productivas y organizacionales del sector agrícola del país.

El PMA con el apoyo de los donantes internacionales trabajó en colaboración con la Secretaría de Inclusión Social, la cual apoyó a nivel de logística y almacenaje de los alimentos y con ONG nacionales e internacionales, que colaboraron como ejecutoras del proyecto a nivel comunitario en San Salvador, La Paz, La Libertad, Cuscatlán, San Vicente y Usulután.
Recientemente, el PMA ha identificado a otras 50,000 personas más que fueron afectadas por las Tormentas “Agatha” y “Alex”. La mayoría de estas personas viven en las cuencas o cerca de las desembocaduras del Río Lempa, Grande de San Miguel y en otras zonas como el sur de la Unión, Usulután, Ahuachapán, Sonsonate y Chalatenango. Las comunidades de estas zonas ya están siendo beneficiadas con distribuciones generales de alimentos y actividades de alimentos por trabajo y capacitación hasta el mes de septiembre de este año.
El alto grado de vulnerabilidad a inundaciones por desbordamiento de ríos y deslizamientos causados por intensas lluvias en estos lugares, ha llevado a que las actividades a desarrollar sean en su mayoría enfocadas a la preparación y mitigación a desastres.