Novedades

8 datos sobre desastres, hambre y nutrición

1. Más del 80% de las personas que padecen inseguridad alimentaria en el mundo viven en países más propensos a los desastres naturales y con altos niveles de degradación ambiental.

 

2. Sobre el 10% de la población mundial (980 millones de personas) vive con menos de US$1,25 al día en zonas rurales que dependen de la agricultura y se ven enfrentados cada vez más al riesgo de desastres.

 

3. Para 2050, el hambre y la desnutrición infantil podrían aumentar hasta un 20% como resultado de desastres relacionados con el clima.

 

4. Más del 20% de la disparidad en la estatura de los países en desarrollo se determina por factores ambientales, en particular por la sequía.

 

5. Estudios realizados en Bangladesh muestran un aumento de las tasas de emaciación y retraso del crecimiento entre los niños en edad preescolar después de las inundaciones, debido a un menor acceso a los alimentos, el aumento de las dificultades en la prestación de una atención adecuada y una mayor exposición a los contaminantes.

 

6. En las últimas dos décadas en las Filipinas, 15 veces más niños han muerto en los 24 meses siguientes a acontecimientos climáticos extremos como tifones que durante el tifón mismo; en su mayoría eran niñas.

 

7. La sequía tiene graves impactos en la diversidad alimentaria y reduce el consumo total de alimentos en Níger. Sin importar el lugar de nacimiento, los niños nacidos durante una sequía tienen más del doble de probabilidad de estar desnutridos entre las edades de 1 y 2 años.

 

8. El hambre no se podrá eliminar durante nuestras vidas sin la construcción de la resiliencia de las personas vulnerables al aumento del riesgo de desastres y el cambio climático.

 

Fuente: http://es.wfp.org/8-datos-sobre-desastres-hambre-nutricion