Novedades

"El dengue, una enfermedad endémica en muchos países tropicales"

¿En qué países se presenta con mayor frecuencia?

La incidencia del dengue ha aumentado extraordinariamente en todo el mundo en los últimos decenios. En la actualidad, los cuatro serotipos en que se manifiesta el virus ya son endémicos en muchos países tropicales, En Asia, por ejemplo, son frecuentes las epidemias en la parte meridional de China y en Hainan, Vietnam, Laos, Camboya Taylandia, Birmania, Bangldesh, La India, Paquistán,  Sri Lanka, Indonesia, Filipinas, Malasia y Singapur; la endemicidad es menos en Nueva Guinea, Bangladesh, Nepal, Taiwán y gran parte de las islas del Pacifico.

Los cuatro serotipos también son endémicos en África. Desde 1977, en las Américas se ha observado la introducción o circulación sucesiva de los cuatro serotipos de virus en el Caribe, América Central y del Sur, y su extensión a Texas en 1980 y 1986.

En la actualidad dos o más virus del dengue son endémicos o muestran periodicidad epidémica en México,  casi todo el Caribe y América Central, Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú, Venezuela, la Guyana Francesa, Guyana y Suriname, Brasil y Paraguay. Las epidemias pueden surgir en cualquier sitio donde existan los vectores y se introduzca el virus, tanto en zonas urbanas como rurales.

¿Cómo protegerse del dengue?

En las naciones donde las epidemias han llegado a ser intensas, afectando a un elevado porcentaje de la población, se mantienen campañas permanentes de prevención y seguimiento para la eliminación de los posibles hábitats donde el mosquito Aedes aegypti se reproduce, y campañas de fumigación en las temporadas en que la especie se muestra más activa. También se trabaja para educar a la población para que colabore en estas acciones desde sus propios hogares.

Generalmente, en estos países las áreas turísticas son doblemente monitoreadas y tratadas buscando que la enfermedad no llegue a afectar a los visitantes. Sin embargo, si estos van a moverse fuera de esas zonas, deben recurrir a medidas de protección personal adicionales, como el uso de repelentes, mosquiteros y ropas adecuadas.

A nivel internacional, también existen un amplio grupo de acuerdos y medidas destinados a evitar la propagación del Aedes Aegypti por barcos, aviones o medios de transporte terrestre desde las zonas donde existe infestación.